documenta X - home 21 de junio - 28 de septiembre de 1997
Catherine David con respecto al arte »no-occidental« y la documenta X
América Latina no es el total Tercer Mundo sino más bien el extremo Occidente. ... Si uno se informa podrá ver que al igual que en otros lados también, hay allí artistas interesantes y de importancia. Es una cuestión de atención, inteligencia y curiosidad.

Conversación con Maribel Königer, Kunstforum 128/1994 (alemán)

En realidad creo que es menester tomar en consideración los problemas que hay en nuestra periferia, ver las cosas que nadie quiere ver. ... Existe incluso allí lo que damos en llamar modernidad. Todo lo que tiene que ver con el proceso de de-colonización se da dentro de ese esquema de modernidad.

Entrevista con Karen Rudolph, nbk 3/1994 (alemán)

Ya es hora de comprender que no existe nada fuera de la modernidad, es decir ninguna contraposición entre centro y periferia, modernismo y pre-modernismo. ...deberíamos pensar que en la »casa de la modernidad« puede haber muchas habitaciones, y que la modernidad misma es una multitud de variados procesos de construcción cultural.

De C. David: Espacios opacos, nbk 4/5 1995 (alemán)

En un principio, dice Catherine David, habría sido la documenta un lugar de reconciliación con la modernidad . Entretanto ha sido relevada de esta labor. Porque más allá de la modernidad no hay nada y la creación estética se encuentra sometida desde hace tiempo a las modas globales. Dice también que no le interesan ni el folklore ni los exotismos. Pero sí le interesan las modernidades periféricas: las culturas de fusión - especialmente en los suburbios de las grandes metrópolis. Y si se comprueba que las culturas de las periferias no son »culturas de la imágen«, sino, quién sabe, culturas de cine, entonces la documenta deberá reaccionar de acuerdo a ello.

Hans-Joachim Müller con respecto a la 1ª conferencia de prensa de C. David, en: Die Zeit, Nr. 42, 13 de octubre de 1995, p. 73

Catherine David habla cuatro idiomas (alemán lamentablemente no), conoce el mundo, especialmente el de las culturas africanas y latinoamericanas. Por cierto que no le interesa, por mera justicia multicultural, mostrar obras de todos los continentes. Allí ya no coincide el contexto histórico filosófico y la competencia, que sin duda es toda muestra en Occidente, se convertiría en una farsa colonialística.

Petra Kipphoff sobre C. David, en: Die Zeit, Nr. 29, 12 de julio de 1996, p. 41

La radicalización y expansión cada vez más veloz de la modernidad occidental, más allá de los moldes del internacionalismo burgués y revolucionario (globalización, mercados financieros trans-nacionales), contribuyen a que la tradicional contraposición entre modernidad y los opuestos a ella relacionados (local/ global, centro/periferia, etc.) deje de funcionar.

C. David: Ici et ailleurs - Aquí y en cualquier lugar, Festival de cine del Steirischen Herbst 1996

Se ha puesto de moda en la escena de arte invitar a artistas de Africa o Asia. Esto representa la mayoría de las veces una coartada, en el mejor de los casos conformismo, algunas veces incluso simple colonialismo. No estoy dispuesta a esos exotismos.

Entrevista con ART, Nr. 4/97 (alemán)

El programa »100 Días - 100 Huéspedes« juega para Catherine David un rol central, sobre todo para incluir culturas de países lejanos. A través de estos invitados da a entender que a su parecer por ej. en Africa y en Asia las artes plásticas no juegan necesariamente el papel más importante. Desea evitar, que mostrando arte »mediocre« - según parámetros occidentales - se apacigüe un deseo de folklorismo o se cumplan ciertas cuotas de participación.

Kunstforum, vol. 137, junio-agosto 1997, p. 435

Es igualmente notorio el hecho de que en las culturas no-occidentales el »arte contemporáneo« exista recién desde hace poco tiempo y sea en realidad un fenómeno secundario - en el mejor de los casos un fenómeno de la acelerada aculturación y sincretismo cultural en las gigantescas metrópolis, en el peor de ellos, la presión de reavivar el mercado y aumentar las ganacias en occidente. Por el momento el arte contemporáneo no-occidental si quiere ser relevante, expresivo y radical, se sirve sobre todo de la música, la palabra (teatro y literatura) y el cine, todas ellas formas de estrategias emancipadoras. Las razones son multifacéticas, tradiciones interrumpidas o brutalmente extinguidas juegan aquí un papel igualmente importante que la variedad de formaciones culturales resultante de la historia de la colonización y de-colonización o el acceso directo o indirecto a la modernidad occidental que le fuera posibilitado a determinados pueblos durante esta época.

Introducción de Catherine David en la guía breve de la dX (inglés)
La enorme exigencia cultural, política y ética con la que Catherine David se puso al frente de la documenta está expresada en un texto de prensa de comienzos de 1997:

El núcleo del trabajo de la dX se concentra en una abarcadora inventarización e interpretación de la cultura actual. En la reflexión sobre las posibilidades y necesidades de la documenta X se tomó conciencia, de que se trata hoy de una revisión de la producción estética en relación a su ambiente político (en sentido amplio), lo que significa una extensa investigación de las prácticas culturales. En este sentido no se establece más la labor de realizar una exposición como una mera escenificación de obras artísticas, más bien define Catherine David a la dX como una manifestation culturelle. En escencia propone, facilitar de las más variadas formas la verdadera percepción del estado del mundo.

Vea también:
Introducción en la guía breve de la dX
(difundido como texto de prensa - inglés).
Home / Editorial

© Universes in Universe - Mundos del Arte

Email  |  Impressum  |  Newsletter